La hermanita

Era una noche con un calorcito rico en Tuxtepec, Oaxaca, nos habíamos aventado unas cervezas mi mejor amigo y yo, en el muro y en el Iguanas Bar. Teníamos mucho tiempo de no vernos así que nos pusimos al tanto de nuestras aventuras y tropiezos amorosos. Esa noche regresando a su casa, ví que su hermanita, aquélla niña, que hace unos años ya empezaba a formarse como mujer, la ví tan linda, con un cuerpo bien formado, bastante atractiva, cabello lacio un poquito más abajo de las nalgas, ojos grandes y expresivos, vientre planito, buenos pechos, la cara bien pintada y un vestitido que jamás olvidaré. Platicamos un rato más mi amigo y yo, yo de re-ojo veía a su hermana, que platicaba con su mamá, nos estaban cuidando de la borrachera que traíamos, mi amigo se quedo dormido y yo estuvé un rato afuera de su casa, viendo las estrellas, lo típico cuando uno anda pedo y solo, reflexionando acerca de la plática, de lo que uno quiere hacer y tienes que luchar o ser de la manada, trabajar y trabajar. Cuando sentí unos pasos cerca y solo ví que era ella, empezamos a platicar, me comentó que fue a un antrito con sus amigos pero su novio se portó nefasto, Platicamos no sé cuanto tiempo, solo me dí cuenta que ya estaba amaneciendo y yo continuaba platicando con ella, pero la miraba con deseo y ella me coqueteaba cuando yo la miraba a los ojos, pero le contaba un chiste, para no caer en la tentación. Me dio un beso en la mejilla y me llevó al cuarto de su hermano. Pasaron unas horas cuando la madre de mi amigo, nos ululó bastante fuerte que ya era la hora de la comida, estabamos bastante mal, pero comimos bien rico, pero yo no quería levantar la vista para ver a la hermana de mi amigo, pero abajo de la mesa ella me frotaba su pierna sobre la mía, sentía excitación y yo me sonreía.... Esa noche ibamos a salir todos, pero mi amigo se puso mamón y no llevó a su hermana, yo traté de llevarla, pero mi amigo se puso nefasto y ella se había puesto tan bonita, que yo deseaba que jalará con nosotros. Salimos y después de un largo rato, nos vimos en el muro, dejó a la bola de sus amigos y estuvo platicando con nosotros, mi amigo fue a comprar cervezas y solo me comentó que era su amor de niñez, que su hermano siempre llegaba a platicar de nuestras aventuras y todo ese rollo de secundaria y prepa. Mi amigo se puso otra vez borracho y nos fuímos a su casa, pero la mamá no estaba en casa y ella me decía que quería ver peliculas, así que estuvimos viendo peliculas el poco rato que pude aguantar, pero sentí padre cuando me acaricio el pecho y se coloco en mi hombro. Cuando desperte estaba en el sillón y ella estaba con su mamá platicando de cosas legales, solo me levanté y escuché decir a la mamá, mira ahí va tu novio.... Desperté y me fuí al baño, cuando escuché que estaba cantando en su cuarto, le toqué la puerta para agradecerle el trato, cuando me abrio la puerta, estaba totalmente desnuda, no supe que decir, solo la miraba rápidamente, sorprendido pero excitado, le bese las manos y me abrazo, me dijo que quería estar conmigo intimamente y yo no sabía que decir, solo la abrace. Sus pechos son carne de Dios, tan bonitos, que sus areolas estaban tan rositas, su vientre estaba tan planito, su cuerpo era un don divino para mi. Solo la bese en la frente y me alejé, le dijé que sería mía siempre y cuando hubiera una oportunidad. Ese día estaba tan lejano a todo lo que me decía mi amigo, su mamá se dio cuenta de que estaba lejano a todo, la hermana no estuvo todo el día, fuímos al parque, estuvimos platicando por horas ahí. Cuando le hablaron del trabajo a mi amigo y se tuvo que ir a la papelera a trabajar, llegué a su casa, platicando con su mamá y me comentó que tenía que salir, que si quería ver peliculas que estaba en su casa. Cuando llegó su hermana, venía llorando, platicamos de lo que habia pasado y solo me había dicho que no quería a su pareja y que había terminado, pero que la trato mal, yo solo la escuchaba sin decirle nada, cuando terminó de decirme tantas cosas que tenía guardadas, le dijé vamos a comprar un helado, estuvimos platicando y platicando, de la tristeza empezamos a reirnos, en un instante ya me había agarrado la mano y yo le agarre la otra mano. Veía y sentía su mirada que quería irse a otro lugar, solo la miré fijamente y con la cabeza dijo que sí, nos fuímos a su carro y me llevó a un motel. No hablamos nada, solo nos empezamos a besar fuertemente, le quite su vestido, la lencería que traía, la besé muchisimo, la acaricie y cuando me toco disfrutar de su sexo, me tarde mucho tiempo disfrutandolo, cuando la puse boca abajo y le dije que se pusiera de perrito, le mame tanto su vagina como su ano, ella disfrutaba y jadeaba de placer, sus pechos estaban duros y disfrutaba cuando le ponía algún dedo en su boca, cuando me tocó recibir su sexo oral, me miraba fijamente a los ojos, hasta que ya no podía más y me aleje un poco de ella, cuando la pusé de misionero, la disfrute tan lento, ella sabía que me encantaba, sostuvé una pierna en mi hombro y después la otra y la penetraba suave, cambiamos de posiciones hasta morir, me dijo que quería que se lo metiera por el ano, fue despacio pero bastante placentero, estaba tan mojadita de su vagina que estaba tan mojado su ano que entro tranquilo, me comentó que era la primera vez que lo hacía.... Terminamos de hacerlo, nos duchamos y nos fuimos a su casa.... Aún espero verla pronto cuando se de la oportunidad....